samsung galaxy watch active 2

Llevo ya una semana utilizando el Samsung Galaxy Watch Active 2 y os lo cuento en esta entrada. Esferas de reloj, duración de batería, deportes y mucho más. ¡Empezamos!

El reloj

Se trata del nuevo reloj inteligente de Samsung. Es prácticamente idéntico al primer Galaxy Watch Active de la marca coreana, pero el Active 2 tiene un diseño más estilizado y la posibilidad de usar un bisel digital.

Si vamos atrás en el tiempo recordaremos el típico bisel físico tan característico en los relojes que utilizan Tizen como SO (por ejemplo en el tan extendido Gear S3). Esto es porque nos aportan una navegación excelente por los menús del smartwatch. Esto se había perdido en el Watch Active 1, pero se ha vuelto a recuperar… ¡mejorado!

Y es que este bisel digital funciona perfectamente. Tiene una respuesta vibratoria a cada movimiento, por lo que parece que esté ahí mismo. Todo esto con la ventaja del tamaño, ya que ocupa mucho menos que un bisel físico.

Ajustes rápidos del reloj
Ajustes rápidos del reloj

Otra de las características principales es su reducido tamaño. En mi caso tengo el de 40mm, pero también hay disponible una versión de 44mm. Su tamaño y su ligero peso lo hacen perfecto para el deporte y para el día a día. Vengo de un Gear S3 y se nota mucho. El Active 2 apenas notas que lo llevas.

Comentar también la excelente calidad de construcción y de pantalla, así como la comodidad de la correa de silicona. El principal inconveniente es el precio si quieres cambiarla por otra correa oficial de otro color o material. Lo bueno es que cualquier correa genérica de 40mm le vale.

Duración de batería

En este apartado es donde flojean todos los relojes inteligentes. Al menos los más completos como los de Samsung. Si quieres poder responder mensajes de Whatsapp, llamadas, grabar mensajes de voz, instalar multitud de apps… es el precio a pagar.

El Samsung Galaxy Watch Active 2 no es una excepción. Con un uso más o menos habitual, recibiendo distintas notificaciones, medición de ritmo cardiaco, gesto para despertar el reloj, etc. puede durar unos 2 días. Con un uso menos intensivo o activando el ahorro de energía puede llegar a los 3 días, pero muy muy justo. Con el modo «Solo reloj» puede llegar a durar un mes. Puede estar bien para que no se apague con batería baja pero perdemos toda funcionalidad «inteligente».

Sin embargo lo que más me ha gustado en este apartado es la posibilidad de carga inalámbrica «PowerShare«. Y es que si tienes un teléfono de última generación de Samsung (S10, S10+, S10e, Note 10 o Note 10+) puedes compartir tu batería con el reloj. Esto está muy bien si te has olvidado el cargador de tu reloj o para darle un empujón antes de llegar a casa.

Apartado deportivo

Qué decir de la gama de wearables de Samsung en este aspecto. S-Health es una maravilla. La aplicación deportiva de Samsung es completísima, tanto desde la app móvil como la del reloj. Incluye multitud no solo de deportes, sino también de ejercicios, como abdominales, dominadas o flexiones. Destacar aquí la posibilidad de utilizarlo para natación y la posibilidad de expulsar agua emitiendo un sonido.

La medición de ritmo cardiaco funciona muy bien, y el GPS tiene una gran precisión en los deportes de exterior como el running o el ciclismo.

Como siempre, S-Health nos permite también controlar la ingesta de agua y cafeina directamente desde el smartwatch.

Un nuevo punto a favor es la posibilidad de meter música en el reloj y conectarle unos auriculares inalámbricos. De este modo podemos salir a correr escuchando música sin necesidad del móvil.

S-Health en el apartado deportivo
S-Health en el apartado deportivo

Integración con el smartphone

En mi caso hablaré de la integración con un Samsung Galaxy Note 10. No lo he probado en otros dispositivos como iPhone o dispositivos no Samsung, pero en teoría son también compatibles.

Desde la app Galaxy Wearable es súper sencilla la vinculación con el reloj. Además de poder realizar desde el móvil toda la configuración de notificaciones, aplicaciones, widgets, sonidos, pantalla, etc.

También podemos integrarlo con Samsung Pay de modo que podemos pagar con el reloj por NFC sin depender del móvil.

Personalización

Desde la Galaxy Store podemos descargar multitud de esferas de reloj. ¡No os imagináis cuántas! De verdad, el catálogo de esferas tanto gratuitas como de pago es inmenso. Algunas de ellas las podéis encontrar siguiendo este enlace.

También disponéis de una serie de widgets para añadir a la pantalla de inicio, a la que se accede simplemente girando el bisel hacia la derecha. Aquí se pueden añadir las utilidades más utilizadas como el tiempo, el reproductor de música o alguno de los widgets disponibles de S-Health.

widgets de deporte de s-health
Widget de deporte de S-Health

Conclusiones del Galaxy Watch Active 2

Como conclusiones os puedo decir que a mi personalmente este reloj me tiene enamorado. Es perfecto para deportistas o simplemente como reloj casual. Tiene un diseño espectacular y una calidad excelente. Además es tremendamente personalizable y nunca nos cansaremos de la estética porque podemos cambiar de esfera cuando queramos.

El único punto negativo que le encuentro es la batería. Se echa en falta una mejor autonomía… qué menos que una semanita para no depender tanto del cargador. Aunque en relación calidad precio para mi es una gran opción a considerar.

Podéis adquirirlo en Amazon mediante los siguientes enlaces:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.